Sabala Oftalmologia - Centre d’Oftalmologia a Barcelona
La angiografía con fluoresceína de retina es un procedimiento clínico diagnóstico utilizado para observar la circulación retiniana. También es eficaz en la detección de fugas o daños causados a los vasos sanguíneos que nutren la retina. Es una gran herramienta en el diagnóstico y seguimiento de las enfermedades vasculares.

Es una técnica diagnóstica que se utiliza en oftalmología para valorar enfermedades en la parte posterior del ojo (retina y coroides). Consiste en inyectar un contraste (Fluoresceína Sódica) por la vena y ver con una cámara fotográfica como está la circulación de los vasos en la retina. Las fotografías de la retina las registra el Angiógrafo Ocular, preparado para lanzar un flash específico y registrar, en forma de fotografías o de vídeo, el paso del contraste para todos los sistemas vasculares del segmento posterior del ojo. Este instrumento lo maneja con destreza el técnico optometrista.

VOLVER A TECNICAS